Seferina, la infanticida que degolló a sus dos hijos, gozaba de libertad por un juez

Seferina Quispe acabó con la vida de sus hijos en 2002, pese al dramático ruego que le hizo uno de ellos antes de ser degollado. La mujer fue sentenciada a 30 años de cárcel tras el hecho sangriento, pero fue liberada por el juez José Ayaviri Siles. Hace unos días fue recapturada.

En ese entonces, la mujer relató que cometió el delito porque su pareja le había dicho que ambos perjudicaban en la relación y, sin pensarlo dos veces, tomó la decisión de acabar con sus vidas.

El día del crimen, Quispe se subió a una flota para llegar a Los Yungas  junto a su hijo Joaquín, de 10 años, y Vanesa, de 8; luego se quedó con ellos en un espacio casi vacío en el camino, a orillas del río Cajones.

“No mamita, no me mates a mí”, fue lo último que Seferina Quispe Mamani escuchó de los labios temblorosos de su hija Vanesa, de ocho años, luego de haber causado heridas letales a Joaquín, su primogénito de 10 años de edad.

▶ ☛  Perro rottweiler atacó a una mascota en plena vía pública, su dueño tendrá que pagar una multa

Es sábado 7 de septiembre del 2002, alrededor de las 20.00. Quispe, entonces de 26 años, hace descender a sus hijos a medio camino en el sector de Cajones, sin llegar a Caranavi. De todos modos, ese sería su destino final.

Sobre el puente del río Cajones, la madre se sienta al centro. Joaquín está a la izquierda y Vanesa a la derecha. La madre saca de una bolsa un plato paceño y los tres comparten la última cena.

Joaquín se adormece y se recuesta sobre el hombro del ser que le dio la vida. Ella saca un cuchillo de debajo de la ropa. Lo sujeta del cuello y a la altura de la garganta le abre una herida de unos ocho centímetros.

▶ ☛  Aprehenden a 16 personas entre ‘albertos’ y asaltantes en El Alto

La hermana está dominada por el pánico. Sólo clama sobrevivir a la tragedia. Seferina Quispe tiene en la mano el cuchillo, toma a la niña por el cuello y le hace la misma cortadura que a su hijo.

Vanesa agoniza. La agresora la arroja al río y al caer golpea la cabeza. Aun así tiene signos vitales. La madre tira sobre su cabeza una piedra y acaba con sus ocho años de vida.

Poco antes de lanzarla, ella se hace un corte en la mano y junta su sangre con la del ser que acaba de matar. Hace lo mismo con Joaquín. Luego arrastra su cuerpo 10 metros y también lo lanza al río.

▶ ☛  Policía aprehendió a tres personas con un arma de fuego y estos indicaron ser “contrabandistas”

Seferina Quispe huye de la escena del crimen. Se embarca en un camión de carga de madera hasta Challa y allí se cambia a una flota que la trae a La Paz.

La mujer fue sentenciada  a 30 años de reclusión sin derecho a indulto quien debería cumplir su condena hasta el 26 de febrero del 2033, por el asesinato de sus dos hijos, Joaquín y Vanesa, La determinación fue asumida por el juez cautelar Williams Dávila, en un juicio abreviado, en el que estuvo presente la imputada, que no dejó de llorar al escuchar la fundamentación del Ministerio Público.

El pasado fin de semana, la Policía recapturó a la mujer, quien se encontraba con detención domiciliaria gracias al juez José Ayaviri Siles

//

🛡️

Utilizamos cookies para personalizar contenidos y analizar nuestro tráfico. View more
Accept